El embotellado del vino es el último paso del proceso de su elaboración y puede tener un impacto muy importante en la calidad del vino cuando llega al consumidor final. Aparte de los problemas de embotellado debidos a un nivel de oxígeno total en el embotellado demasiado alto, la variación entre una botella y otra ha sido identificada como un problema técnico potencialmente importante en la industria del vino. En consecuencia, diferentes botellas de un determinado vino (por ej., misma etiqueta y cosecha) adquiridas en el mismo comercio y, por tanto, supuestamente iguales, pueden presentar grandes diferencias debidas a diversos factores. Nuestro equipo de Enología ha realizado diferentes estudios en varios países para investigar el alcance de este fenómeno y la posible repercusión en la experiencia del vino para los consumidores. Los resultados de nuestros distintos estudios muestran que un porcentaje del 40 al 50% de las botellas tomadas del mercado presentan variaciones analíticas y casi la mitad de ellas presentan variaciones sensoriales perceptibles. En otras palabras, para el mismo lote de vino (por ej., uva, cosecha, envase, etiquetado y embotellado idénticos), casi una de cada cuatro botellas presentan diferencias que podrían ser detectables por los consumidores. Se han identificado diferentes orígenes de la variación, como diferencias en la ejecución del embotellado de principio a fin del proceso, uniformidad de la entrada de oxígeno a través del tapón, variaciones del diámetro interno de la botella o presencia de compuestos aromáticos no deseados procedentes del tapón (por ej., TCA).

Características

En el marco de nuestras actividades de investigación enológica, hemos desarrollado un procedimiento integrado para evaluar la variación de una botella a otra de una etiqueta de vino determinada. Actualmente, proponemos a las bodegas un meticuloso enfoque técnico para controlar la uniformidad de su producción a nivel de comercio.

El método propuesto se basa en:

  • Recogida de botellas directamente de las estanterías de los comercios.
  • Realización de análisis químicos en nuestro laboratorio.
  • Evaluación sensorial: proporciona resultados analíticos que se consideran suficientemente diferentes, se llevará a cabo una evaluación sensorial de las mismas botellas que las utilizadas para los análisis químicos.

Ventajas

  • La evaluación de la variación entre una botella y otra puede permitir a las bodegas obtener una visión clara del nivel de uniformidad de sus marcas en el mercado.
  • Definir el alcance de la variación
  • Comprender las consecuencias en la fidelidad de los clientes
  • Llevar a cabo una comparativa de desempeño de sus marcas con los competidores identificados.
  • Identificar los orígenes de las variaciones y volver a centrar la atención en la producción para implementar procedimientos de embotellado mejores.
  • Trabajar en la selección de los tapones.

Asistencia técnica

  • Folleto

Si está interesado en controlar la uniformidad de su producción y descubrir si la variación de una botella a otra afecta a su producción, póngase en contacto con nosotros.