NomaLine_ProductDurante las auditorías realizadas utilizando los analizadores de oxígeno NomaSense O2 P300 & P6000, se determinó que una parte significativa (de media un 65%) del oxígeno total en el embotellado (TPO) procede del oxígeno en el espacio de cabeza. La investigación de Nomacorc puso de manifiesto que gestionar el oxígeno del espacio de cabeza es esencial para proteger los vinos frente a la oxidación prematura, ampliar su duración y permitir que la permeabilidad del tapón juegue un papel en el proceso de envejecimiento en botella. Al reducir el TPO mediante un sistema eficiente de inertización se reducirán las pérdidas de antioxidantes (por ej., SO2 y ácido ascórbico) y se prolongará la duración del vino. También contribuirá a disminuir las dosis de SO2 necesarias para proteger el vino tras el embotellado. Cuando se embotella con tapones de rosca, la importancia de una inertización eficiente es aún mayor debido a que el volumen del espacio de cabeza es 2-3 veces superior (15-20 mm frente a 55-60 mm) que en el caso de los tapones cilíndricos.
El NomaLine HS 6000 de Nomacorc se utiliza para inertizar el espacio de cabeza cuando se embotella con tapones de rosca. El sistema puede inyectar rápida y eficientemente gas inerte (N2, CO2, argón o cualquier mezcla de estos gases) tanto en el espacio de cabeza de la botella como bajo el tapón metálico justo antes de cerrar las botellas. Como resultado, el oxígeno del espacio de cabeza puede ser solo del 5% cuando se utiliza NomaLine HS 6000 en comparación con el 8 al 15% de oxígeno obtenido cuando se utilizan los sistemas de inertización existentes incluidos en las líneas de embotellado. Se prevé que se realizarán algunos ajustes en esta tecnología para permitir la inertización del espacio de cabeza de las botellas acabadas con tapón de vidrio o cilíndrico.
Gracias a un diseño patentado, NomaLine HS 6000 permite que el gas inerte se inyecte solo cuando se detectan botellas, posibilitando así el uso de gases inertes de forma económica.

Características

El principio del sistema NomaLine HS 6000 reside en su innovador sistema patentado de inyección y evacuación de gases, que permite la eliminación del aire de la botella sin aspiración de aire externo. Para ello, se emplea una placa de inyección de gas de diseño exclusivo con un ángulo optimizado de inyección y flujo del gas. Además, el flujo del gas es constante durante el proceso de inyección, lo que hace la inyección más eficiente y ahorra gas. De media, el oxígeno en el espacio de cabeza de una botella cerrada con un tapón de rosca es de unos 3-5 mg/l. Cuando se utiliza el NomaLine HS 6000, puede reducirse quatro veces menos, hasta un nivel de oxígeno en el espacio de cabeza mínimo (por ej., 0,5-1 mg/l).

Un panel de control que monitoriza las válvulas de inyección del gas y un sistema de detección de botellas completan esta unidad, que puede adaptarse a cualquier línea de embotellado existente.

Ventajas

  • Actualización de los sistemas existentes no equipados con un sistema de inertización diseñado especialmente para garantizar una reducción eficiente del oxígeno en el espacio de cabeza en las botellas con tapón de rosca.
  • Permite a las bodegas establecer procedimientos de inertización eficientes a la vez que mantienen al mínimo el coste del gas inerte.
  • Reduce el riesgo de oxidación prematura del vino.
  • Limita la caída excesiva de SO2 libre del vino y permite así una reducción de las dosis de SO2 en los vinos.

Accesorios

El NomaLine HS 6000 se puede montar en cualquier línea existente, pero también sobre un trípode. Vea nuestro catálogo de accesorios aquí. >>

Asistencia técnica

Para comprender mejor el NomaSense O2 P300, haga clic en los documentos siguientes:

Para realizar consultas sobre la adquisición de un analizador o localizar un representante de Nomacorc para solicitar asistencia técnica, PÓNGASE EN CONTACTO CON NOSOTROS hoy >>