El color, el aroma y la sensación en boca del vino son esenciales para el disfrute del vino por parte del consumidor. Desde la cosecha de la uva hasta la apertura de la botella, la gestión de estas características se encuentra en el núcleo de la producción de vino moderna. A través de su amplio programa de investigación, Nomacorc ha desarrollado una comprensión superior de la importancia del oxígeno y su función en la modulación del color, el aroma y la sensación en boca.

El oxígeno puede desempeñar un papel esencial en la conformación del perfil sensorial del vino y tiene además el potencial de hacer o destruir un vino. Unas estrategias de gestión del oxígeno adecuadas son esenciales para ayudar a los enólogos a conseguir el mejor vino posible y, por tanto, requieren determinadas herramientas para medir y controlar el oxígeno. Como resultado, Nomacorc presentó por primera vez sus analizadores de oxígeno NomaSense™, que permiten medir con precisión la cantidad total de oxígeno presente en una botella o el recogido en cualquier paso del proceso de elaboración del vino. Además, Nomacorc creó una serie de tapones, la Select® Series, que son herramientas precisas y altamente técnicas para la elaboración de vino con unas características de entrada de oxígeno diseñadas a medida de las necesidades de los diferentes estilos de vino. Elegir un tapón con la exposición adecuada al oxígeno en la botella reduce el riesgo de reducción o la oxidación prematura, y permite la expresión óptima de las características del vino.

¿Por qué manejar la gestión del oxígeno en vino? Del desarrollo de aroma y sabor a los defectos del vino a la consistencia de botella a botella, el oxígeno juega un papel fundamental en la elaboración del vino y el desarrollo post-botella. Este video muestra la importancia de controlar la exposición del oxígeno a través del tapón y durante el proceso de embotellado.