Hojas de clase: en St. Supéry en el Valle del Napa, una clase magistral sobre identificación de las hojas de las uvas

Para mí, las hojas de uva oscilando bajo la luz del sol en el Valle del Napa parecen un mar de hojas verdes, indistinguibles entre ellas. Pero no es así como las ve Scott Tracy.

8-25_st-supery-scott-tracyTracy, gerente de experiencia de clientes en St. Supéry Estate Vineyards & Winery, es también un estudiante de ampelografía, la ciencia encargada de identificar y clasificar las uvas. En esta radiante mañana, él me guía por una clase magistral de ampelografía, una de las experiencias únicas que se ofrece en la bodega a los visitantes que desean hurgar un poco más en el mundo del vino.

La ampelografía puede ser difícil de escribir y recordar, pero abarca un campo fascinante del estudio botánico: identificar las variedades de uvas mediante las características de sus hojas.

Para los cultivadores, la ampelografía es una habilidad relacionada con el trabajo que puede ayudarles a evitar meter la pata cuando ordenan o plantan nuevas viñas. Para el visitante casual de un viñedo, es una forma innovadora de familiarizarse un poco más con el vino, que es el motivo por el que St. Supéry la ha desarrollado como una experiencia interactiva, evitando que la clase se vuelva aburrida.

“Siempre que la gente visita la bodega lo hace en un viaje muy corto”, indica Tracy. “La primera vez que vienes, es porque simplemente te gusta el vino y no estaría de más que hubiese un circuito de golf disponible. Luego, mientras más aprendes sobre todo lo que está pasando, más regresas a Napa y tienes más curiosidad sobre ciertas cosas. Hay un momento en el que muchos de nuestros visitantes regulares quieren saber un poco más y esta era la oportunidad para satisfacer eso”.

St. Supéry, una bodega familiar y que produce en un 100% vinos del estado, tiene 500 acres de viñas en sus fundos con denominación de origen llamados Dollarhide y Rutherford en el Valle del Napa, además de otros 1.000 acres sin viñedos. El programa en St. Supéry fue desarrollado junto con el experto vitivinícola Lucie Morton, una autoridad en ampelografía, y las clases están repletas de gráficos útiles y libros básicos.

8-25_st-supery-vinesEn St. Supéry (pronunciado san súperi, en caso de que te lo estuvieras preguntando), el enfoque al estudio es decididamente relajado. Los visitantes comienzan sus clases con una copa de Sauvignon Blanc, luego toman el recorrido por la viña de demostración en la propiedad Rutherford de la bodega. Ahí, se puede apreciar cómo se ve cada variedad en la parra y obtener algunos consejos sobre la identificación.

Aunque hay muchas características que se usan para identificar las viñas y, por supuesto, los científicos modernos pueden convertir el ADN en una huella digital completa de una variedad, los visitantes casuales de la viña aprenden cinco formas para identificar un Malbec o un Merlot:

Dimensiones

Una hoja puede ser más larga que ancho, más ancha que larga o casi circular. Todas estas son pistas de su identidad.

Forma

Hay dos formas muy comunes de las hojas: escudo, cuando la hoja es sólida y con una forma parecida a una hoja de arce; y lóbulo, cuando las muescas crean un efecto de origami. El Malbec, por ejemplo, es un escudo; el Merlot tiene cinco lóbulos variables.

Dientes

Tal como se esperaría, estos son muescas como dientes en la parte exterior de la hoja. Si tiene una hoja de Petit Verdot en su mano, verá pequeñas puntas que bordean la hoja; el Cabernet Sauvignon tiene triángulos más amplios, variables y redondeados.

Seno peciolar

Esta es la cavidad en la parte inferior de la hoja, donde se une con el tallo. Esta área puede tener una forma de U o ser redonda, amplia o angosta, abierta o cerrada. El Malbec tiene una U abierta y amplia, por lo que esta es una de las claves para identificar su hoja. El Cabernet es cerrado y redondo en la parte inferior; casi como si hubiese sido cortado con una perforadora.

Características únicas

Esta útil ronda extra de características puede ayudar a identificar una viña con confianza y hacerte sonar como si tuvieras un doctorado en investigación de hojas. Por ejemplo, la superficie de la hoja de Malbec tiene una textura acolchada; el Merlot es ondulado o como formando una rejilla, especialmente en el centro. El Cabernet Sauvignon es conocido por la “máscara” que forman sus lóbulos. Cabernet Franc tiene un pequeño “diente” de hojas que pincha el seno peciolar.

Luego de esta introducción a los viñedos, el visitante toma algunas hojas para llevar de regreso a la bodega, donde las describen y dan pistas a otros para intentar identificarlas. Un trío de vinos con los respectivos maridajes de comidas siguen a esta sesión, profundizando la conexión con las variedades estudiadas, mientras que proporcionan una comprensión sobre cómo ciertas comidas mejoran determinadas características del vino.

La sesión de ampelografía es solo una de las muchas experiencias que ofrece St. Supéry. Otras clases incluyen “Aromaterapia con un sacacorchos”, en la que los participantes prueban varios aromas y luego aprenden a identificar estos olores en un vino. Esa clase incluye un “vino misterioso” para poner a prueba la nariz. Y en “Cinco variedades de Burdeos y tus cinco sentidos”, los visitantes tienen una experiencia íntima y cercana con Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Malbec y Petit Verdot.

“Nuestros invitados están aquí para entretenerse”, señala Tracy. El objetivo es tomar la oportunidad para abrir un poco más las puertas a las personas que visitan el país del vino, dándoles una nueva perspectiva sobre las diversas cosas que ocurren en el viaje desde la uva a la copa. Tracy añade “es una historia bastante maravillosa”.

___

Las clases de ampelografía en St. Supéry están disponibles mediante reserva desde el 21 de marzo hasta el 21 de noviembre y tienen un valor de US$60 por persona. Los grupos están limitados a seis personas como máximo para ayudar a mantener la sensación de intimidad. Puedes averiguar más aquí.

Dejar una respuesta